Con WhatsApp ahora enviarás fotos más rápido
18 junio, 2018
Lo nuevo de Instagram: IGTV
2 julio, 2018

¿Abrir Facebook para mi empresa? Puede ser la clave

abrir facebook como alternativa de atracción a tu website

El Facebook de tu empresa no debe manejarse como una red personal. En estas líneas encontrarás tips para abrir Facebook y triunfar en tu negocio.

Como otras redes sociales, (que tratamos en un post anterior), tiene dos maneras de manejarse. En una vía, puedes generar contenido interesante a tu público objetivo que los lleve a visitar tu website. Pero por otra parte también puedes tener en Facebook una tienda virtual muy completa con los catálogos de los productos que ofreces.

Ambas vías no son necesariamente excluyentes. Lo que se debe conservar es un esquema predeterminado para evitar duplicaciones y no saturar a los clientes. O, como siempre lo hemos dicho, vender tan sutilmente que casi ni se den cuenta de ello. Veamos.

Generar más visitas a mi web: Abrir Facebook y crear comunidad puede funcionar.

Siempre y cuando tu público objetivo, o el perfil de cliente al que vaya orientado tu producto, use esta red social será una gran ventaja. Tal vez para determinar eso hiciste previamente un estudio de mercado formal (hecho por empresas dedicadas a ello). También funciona si lo hiciste tú mismo, entre tus conocidos o círculo amplio. Es lo mínimo que debes realizar si eres un pequeño emprendedor.

Así, a casi ningún costo, al menos en principio, estarías aprovechando que las redes sociales intuyen qué contenido es interesante para los usuarios. Adicionalmente debes saber, con bastante aproximación, lo que se quiere leer o manejar. Lo que es importante para ese cliente que quieres captar. Y de allí obviamente acompañarlo de la mano para que sea un seguidor, dé muchos likes e interactúe con esa información que lee.

Le informas de las ventajas de los productos, qué hay de nuevo en tu tienda (si posees un local físico), lo mejor y lo peor de las tendencias… ¡En fin! miles de posibilidades en cuanto a publicaciones.

Y como siempre, debes procurar seguir las siguientes recomendaciones:

Lenguaje

Claro, directo y personal. La atención se pierde en segundos. Si está muy enredado, o es impersonal y le falta originalidad, olvídate de los buenos resultados.

Imágenes

Aunque hay otras redes sociales (de las que hablaremos después) en que las imágenes son el centro del universo, no quiere decir que en las otras debe descuidarse su calidad. Abrir Facebook sin que resalte la parte gráfica, es una locura total. Desde luego tienen que estar acorde a tu imagen corporativa y de marca. Si no son imágenes específicas de tus productos, sino que son extraídas de la nube, pues asegúrate de que puedan ser usadas y no infrinjas ningún derecho de autor. Esto  puede traer inconvenientes.

Enlaces llamativos

Que sean llamativos para que pueda saltar a tu sitio web. Si no está claro el camino para acceder a la página que quieres que visite, o no llama la atención no lo hará. Las imágenes también puede tener esa posibilidad. Si lo haces de manera coherente funciona muy bien.

Motiva los comentarios e interacción

Porque lo ideal es justamente crear una comunidad o dicho más popularmente un club de fanáticos alrededor de tu marca. ¿Es una locura? ¡Si! pero resulta mucho para vender la publicidad de boca en boca… o por qué no decirlo, de click a click.

Que eso sea bidireccional es lo óptimo. Es decir, que de tu sitio web comenten o compartan contenido a Facebook y desde el Facebook puedan ir a tu página para complementar la información, En este último caso, se logra cuando le das una especie de “abreboca” una incógnita acerca de lo que viene o de lo bueno que se le ofrece.

Ahora bien, si tu intención ya es tener una tienda virtual, pues abrir Facebook te ofrece unas enormes posibilidades para que a través de ellas tus clientes ya realicen la compra de manera directa. Veamos cómo se hace.

Venta de manera directa: Una tienda virtual en Facebook

Tomar este paso implica que ya tienes algo de tiempo en el mercado. O bien, todo salió extraordinariamente bien y eres conocido con productos de una demanda razonable. Esa acotación la hacemos porque establecerte con una tienda virtual implica inversiones, que desde luego vas a recuperar con el abanico de opciones que tienes que ofrecer a los clientes.

El ecommerce a través del canal de Facebook se hace a partir de aplicaciones online. Esto quiere decir que puedes integrar tu propia tienda virtual dentro de tu Fan Page. Su servicio puede que en principio sea gratuito, pero posteriormente luego de 15 días o un mes se comienza a pagar la tarifa correspondiente, dependiendo de la opción que selecciones (hay muchas).

Una de las más famosas y nombradas es Shopify. Pero con casi todas puedes sacar las ventajas de que tus clientes tengan ese catálogo virtual accesible. Y puedes renovar las plantillas y modificar los productos con bastante facilidad.

Lo que realmente vende es una buena reputación. Una atención al cliente de manera real y cuidar las publicaciones y el contenido. Este último llamativo y que no se repita hasta saturar. Debe dar la sensacion de dinamicidad y renovar con frecuencia.

Así que  abrir Facebook para mostrar actualizaciones, contenidos, enlazar a tu página o vender directamente es ideal. Eso sí: A cuidarse de la monotonía, porque peor que no manejar redes sociales es tenerlas sin que realmente se le saquen provecho ni se atiendan a los clientes.

Si necesitas ayuda acerca de crear una buena página de Facebook a la medida de tu negocio, nosotros somos los indicados. Contáctanos.

Sheila Vargas Rojas
Sheila Vargas Rojas
Administradora Comercial, con estudios de mercadeo. Blogger y profesional dedicada a la mentoría de emprendimientos. Apasionada de las redes sociales los temas digitales y la comunicación. Resilente y optimista irrecuperable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.