Beneficios de escuchar podcasts

Aunque se pueda creer que los podcasts solo son para entretenerse, la realidad es que pueden beneficiar a las personas de muchas maneras. En este sentido, es interesante conocer los beneficios de escuchar podcasts.

Para empezar, te permiten hacer otras cosas mientras los escuchas. Puedes responder correos electrónicos, acomodar tu cuarto o incluso revisar las redes sociales a medida que los oyes. Por lo que son una buena alternativa si tienes muchas ocupaciones y no te da tiempo para divertirte un rato.

Incluso, mientras te entretienes, aprendes, ya que los podcasts te pueden enseñar. De hecho, muchos contienen material educativo adaptado a tu rango de edad y preferencias.

Quizás te interese aprender sobre economía, literatura o marketing. En cualquier caso, con solo escuchar un podcast puedes absorber nueva información. Lo cual está relacionado con las siguientes ventajas:

Puedes conocer nuevos puntos de vista

Por lo general, todos estamos, en cierta forma, dentro de una burbuja informativa. La cual se compone de nuestro entorno y de las recomendaciones que nos hace el algoritmo de Facebook, Twitter e Instagram, entre otras.

Se ha comprobado que consumir el mismo contenido una y otra vez puede hacer que las personas se enfrasquen con ideas potencialmente dañinas. Las teorías conspirativas son un ejemplo de ello.

Como muestra está lo ocurrido el 4 de diciembre de 2016, cuando un estadounidense llamado Edgar Welch se presentó en una pizzería, con la intención de «salvar a unos niños que estaban secuestrados en el sótano».

Si bien la «post verdad» o «fake news» es en parte culpable, también se apunta a la radicalización de ideologías. Allí yace el valor de contrastar lo que se cree con otras fuentes y buscar nuevas perspectivas. Tal vez no se llegue hasta ese extremo, pero de cualquier forma no deja de ser positivo observar la realidad con otros enfoques.

Muchos podcasts son gratuitos

En muchos casos es posible escucharlos sin necesidad de pagar nada. A veces invitan a expertos que comparten su conocimiento con el público y te ofrecen la posibilidad de enterarte de temáticas que no conocías. Todo lo que te pueda aportar y sea gratis, es de gran valor, así que vale la pena prestarles atención.

Por otra parte, tal vez escuches alguna idea que te inspire a emprender con un negocio que no habías considerado antes. O puede que te motive a retomar un curso que habías abandonado, por cualquier razón. En cualquiera de los dos casos, escuchar podcasts se puede convertir en una experiencia enriquecedora.

Con los podcasts vas a mantener tu mente ocupada, tendrás nuevos temas de conversación y estarás actualizado con las tendencias del momento. 

Puedes formar parte de una comunidad

Si te gusta cocinar, puedes escuchar un podcast de cocina e interactuar con los demás seguidores del podcast. Todo a través de comentarios, mensajes por redes sociales, e incluso por mensajería instantánea. Recuerda que los podcasters buscan construir una audiencia, y harán todo lo posible por ofrecer múltiples formas de contacto.

Seguramente el creador o la creadora del podcast valorará tu fidelidad, y le dará prioridad a tus interacciones.

Antes de que se popularizaran los podcasts, los grupos de Facebook eran el lugar para reunir a los seguidores de un personaje o marca. Hoy en día ese puesto lo han reclamado los grupos de WhatsApp. Como ejemplo de integración, está lo que hizo un experto inmobiliario en Chile, al crear un podcast y un grupo de WhatsApp para dar consejos sobre el mercado inmobiliario. Solo hay que ser creativo para aprovechar los beneficios de escuchar podcasts.

Tipos de podcasts

  • Podcasts de audio: Son los más conocidos y fáciles de escuchar, cuando se comparan con los que incorporan recursos visuales. La razón es que no requieren tanto ancho de banda para descargarlos u oírlos en vivo. Su formato de archivo suele ser MP3, aunque también se pueden guardar como AAC o FLAC.
  • Podcasts de video (videopodcast): Desde el punto de vista del creador, requieren más equipos y hay que tener tiempo para editar tanto el audio como el video. Para el usuario puede ser una gran opción de entretenimiento, al poder ver y escuchar lo que dicen. Si no dispones de un internet lo suficientemente rápido para consumirlos, puedes escuchar sus versiones en audio. 
  • Podcasts con screencasts: Un screencast es una grabación de la pantalla de una computadora o celular. Por lo que este tipo de podcast se enfoca en narrar o explicar lo que se muestra en pantalla. Parecido a una presentación, con la diferencia de que no son diapositivas, sino un video que puede ser pregrabrado o en vivo.

Independientemente del tipo de podcast que prefieras escuchar, puedes guiarte de ellos en caso de que quieras hacer uno propio. También te puedes apoyar en herramientas de negocios para darle una presentación atractiva a tu podcast.

Recuerda que tienes muchas opciones que te pueden servir para emprender y sacar adelante tu proyecto de podcast. Nosotros estaríamos felices de apoyarte¿Qué esperas para empezar?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba