email efectivo para tus clientes

¿Cómo crear un email efectivo para tus clientes?

Crear un email efectivo para tus clientes, es como romper el hielo en una primera cita, en donde nos preparamos con anticipación y consideramos distintas acciones, que se fundamentan en mantener una buena impresión, para captar la atención y lograr a futuro una posible relación.

De la misma forma pasa cuando las empresas deciden utilizar el email como una herramienta de comunicación con sus clientes. Se preparan para llegar a ese cliente ideal y comunicar sus servicios o productos de la mejor manera, sin espantar, para que esto genere una relación empresa-cliente, que con fidelidad o no, le conllevará a una posible venta.

Algo no muy fácil de hacer y que requiere dedicación…

No todas las empresas, saben cómo crear un email efectivo para sus clientes, o simplemente no todas se preocupan por cómo hacerlo. Casi siempre envían emails de una manera automática, como un mensaje de texto, sin prestar mucha atención a su contenido y a la forma en que es redactado. En consecuencia no venden el negocio, sino más bien, acaban con una posible conexión inmediata, a través de un correo con una estampilla de venta no deseado y desaprovechado. Y en realidad, ¿Es lo que queremos que pase con nuestra comunicación vía email?

No dejes que tus palabras le resten ventas y visibilidad a tu negocio 

A continuación te muestro, ¿Cómo crear un email efectivo para tus clientes?

Aquí algunas plantillas en las que puedes ahorrar tiempo de trabajo en tu estrategia de email marketing, para que en conjunto con este artículo, en donde trataré de detallar algunos aspectos relevantes en esta poderosa herramienta, puedas redactar email y desarrollar con buena práctica la venta de tus productos o servicios, sin tener un letrero de venta en el rostro.

  1. Cataloga los diferentes tipos de clientes

Existen diferentes tipos de clientes. Están aquellos clientes nuevos, posibles interesados en los productos o servicios que ofreces; también los que ya son clientes porque han comprado y siguen allí presentes, y los que compran pero no vuelven. Con cada uno de esos clientes, tu email tendrá el objetivo de brindarles una solución, solo que, de una manera distinta será tu expresión de promesa en tu redacción y en la frecuencia de envíos de email, la cual debería estar entre 1 y 2 correos regulares, dependiendo de lo que ofreces, para que no te conviertas en un correo no deseado.

  1. Evita vender directamente en un email

Es importante atraer considerando la experiencia del usuario al mostrar los beneficios o soluciones que le ofreces según sea la necesidad de cada tipo de cliente, direccionando cada comunicación a través de distintas estrategias de contenido, de manera que puedas generar el interés por saber más sobre tu proyecto y los servicios o productos que ofreces.

  1. Redacta correos coherentes y precisos desde el asunto

 No podemos generar flojera, sino las ganas de seguir leyendo. ¿Cuántas veces hemos recibido un email con un párrafo que se siente eterno? O peor, ni siquiera lo abrimos o leemos. Si nos pasa a nosotros como posibles clientes de cualquier servicio o producto, considéralo como empresa, para que evites esas situaciones.

Por ello, siempre ten claro el tipo de contenido, piensa en ser breve, es decir, ir al grano; resaltar eso que importa y solucionas, y a su vez preguntarte: qué gana el lector con esa comunicación y, ¿Por qué debería seleccionarte como empresa? Recuerda que tú eres su solución, pero hazle ver y sentir su carencia.

  1. Humaniza correos con conexión, deja de ser un robot

Para captar es necesario conectar con los clientes y crear afinidad, desde la escritura, hasta en la frecuencia de envíos; recordemos que todo debe ir sobre la base de sus necesidades. Entonces hay que ir transformando las comunicaciones en una realidad personalizada en la que el cliente siente que escribes para él, porque te preocupas por su situación, pero no lo invades.

Hay ocasiones en donde es mejor tener calidad y no cantidad

Allí la importancia de tener catalogado el tipo de cliente, para saber cómo atraer o captar su atención, qué lenguaje usar, a quién debes presentarte, saludar, dar la bienvenida, agradecer una compra, preguntar su experiencia con el servicio recibido, otorgar algún descuento o añadirle algún extra gratis, relacionado con el tema que estás trabajando.

  1. Crea llamados a la acción de forma clara

Toda comunicación debe tener un llamado a la acción. Es necesario que la persona que reciba tu email, sepa qué debe hacer, así que la debes encaminar a lo que quieres que haga en ese momento de forma clara.

Es importante que comuniquemos objetivamente, en cualquier medio digital que usemos, para llegar a nuestro cliente ideal o fiel seguidor, y reflexionemos que el cliente es la médula de nuestro negocio, y su experiencia, gusto y necesidad es una prioridad, más allá de una venta.

Para leer más información del tema, haz clic aquí.

Y si necesitas ayuda con este o cualquier otro canal de comunicación digital, pregúntanos. Es importante crear una relación que genere simpatía, gane la confianza de tus lectores, y obtener un cambio de suscriptores por clientes ¡Ese es el reto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

¡Hola!

Estamos encantados de poder atenderte o aclarar tus dudas acerca de nuestros productos y/o servicios.

× ¡Escríbenos!