Tecnologías usadas en el diseño web

Diseñar una página web involucra una serie de diferentes tecnologías que trabajan en conjunto, como HTML, CSS y PHP. El primer paso que debes seguir antes de utilizarlas es conocer las tecnologías usadas en el diseño web, saber qué función tiene cada una, y cuál es la más apropiada para lo que vayas a hacer.

Por lo general, dichas tecnologías se dividen en dos partes: las que se usan para almacenar los datos ingresados y configurar la interfaz de usuario, conocidas como tecnologías back-end, y las front-end (HTML, CSS, etc), que se encargan del diseño web como tal.

HTML

Empezando con la estructura de la página web, la herramienta apropiada es el lenguaje de etiquetas HTML, ya que divide cada parte del portal web en etiquetas que se escriben entre los signos «<>», como por ejemplo: «<head>», que se refiere a la identificación básica del portal. Va de arriba hacia abajo, comenzando por la parte superior del sitio, para luego pasar al cuerpo del mismo, junto con los detalles como los títulos, los párrafos, etc.

Cabe acotar que los estándares web que orientan a la creación de sitios se rigen por el Consorcio World Wide Web (W3C), el cual busca aprovechar al máximo el potencial del entorno web, además de hacer que el acceso al internet sea cada vez más libre, especialmente para regiones desfavorecidas.

Para los que están empezando a aprender diseño web, lo más recomendable es que comiencen con este lenguaje, por lo sencillo que resulta debido a que no es un lenguaje de programación en sí, sino de etiquetas, puesto que no posee estructuras complejas como ciclos, estructuras condicionales ni funciones avanzadas de programación.

CSS

Por sus siglas en inglés quiere decir «Hojas de Estilo en Cascada». Trabaja en conjunto con HTML para establecer cómo se van a mostrar cada uno de los elementos en la pantalla. Por ejemplo, en HTML se va definiendo donde van los párrafos, mientras que en CSS se escoge el tipo de letra, el color, el tamaño, etc.

Lo ideal es crear una hoja de estilos aparte de los documentos HTML para que sea más fácil editar la apariencia de la página web. Ya que si se modifica el código CSS directamente sobre el archivo HTML, puede resultar más engorroso el trabajo.

Cabe mencionar que no solo se personaliza lo que se carga en pantalla, sino también se define la experiencia de usuario. Esto es posible al cambiar muchas de las formas en las que la persona interactúa con el sitio web.

A lo mejor el usuario pase el cursor sobre un título y se abra un menú desplegable. O tal vez haga clic sobre un enlace y cambie de color, o quizás pulse un botón y éste se expanda de tamaño. En fin, las posibilidades de adaptabilidad y personalización al emplear las tecnologías usadas en el diseño web, van a depender de la habilidad del diseñador web. 

PHP

Este lenguaje de programación trabaja de forma menos evidente que el CSS, en el sentido de que los cambios no son tan fáciles de percibir. Pero de igual forma tiene un rol preponderante en la creación de páginas web, ya que funge de intermediario entre el sitio y el usuario.

Funciona siguiendo varias etapas. Primero se envía una solicitud o petición al servidor. Seguidamente dicho servidor revisa si la solicitud es de tipo «.php», para ver si el lenguaje PHP es el más indicado para procesar lo que se solicita. En caso de ser así, se ejecuta el código asociado a PHP para mostrar el resultado en el documento HTML.

Se puede ver que PHP está más orientado al back-end que al front-end. Por lo cual es más apropiado para aquellos a los que les gusta trabajar con el procesamiento de datos. Sin embargo, es bueno tener ciertas nociones del back-end, así uno sea diseñador web, con la finalidad de saber expresar mejor lo que se necesita hacer a los otros equipos de trabajo.

Consideraciones generales

Cada día van mejorando las tecnologías que se usan en el diseño web. Lo cual aporta grandes beneficios en materia de usabilidad y compatibilidad; como los sitios web «responsive» que cada vez son más populares. Más que una particularidad, ya es un requisito porque mucha gente navega desde diferentes dispositivos como tablets, celulares, televisores, etc. 

En lo referente al diseño, está de moda el estilo minimalista, que le da más importancia a la simpleza y funcionalidad de la página web. Trayendo como consecuencia que casi no se usen temáticas complejas que adornen en exceso el sitio web.

Independientemente de la forma como se diseñe el portal web y de las tecnologías usadas en el diseño web, el contenido es fundamental. Las personas que visiten el sitio se deberían encontrar con una propuesta de valor; ya sea que los entretenga, les enseñe algo o realice cualquier otra función que les sea útil a los visitantes. En este sentido es recomendable aprender a redactar contenido web.

La idea es que tu página web atraiga a las personas, de la misma forma que lo hacen las páginas más conocidas actualmente. De esta forma puedes hacer crecer tu negocio, mejorar tu imagen personal y obtener otros beneficios.

Si después de leer este escrito te entusiasma la idea de tener tu propio sitio web, puedes contactarnos y con gusto te ayudaremos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

¡Hola!

Estamos encantados de poder atenderte o aclarar tus dudas acerca de nuestros productos y/o servicios.

× ¡Escríbenos!